Aprende el proceso legal para facturar sin ser autónomo
Aprende el proceso legal para facturar sin ser autónomo 1

Aprende el proceso legal para facturar sin ser autónomo

Muchas personas realizan por cuenta propia trabajos durante pocas horas al día o la semana. Personas que realizan actividades como la de profesores particulares, los blogueros, estudiantes que dan clases privadas, entre otras. Estas personas tal vez se pregunten si pueden facturar sin ser autónomo.

No te preocupes por medio de este articulo te ayudaremos a entender el proceso legal y cuales podrían ser las consecuencias si decides hacerlo. Analiza muy bien la información para que puedas tomas una buena decisión y no presentar problemas en el futuro.

Lo primero que debes saber es que, para España, ser un trabajador autónomo, es que aquella persona física que realiza de manera habitual, personal y directa un actividad económica que genera ingresos. La persona puede no estar sujeta a un contrato de trabajo, aunque sea habitual que se utilice el servicio.

Para las personas que son autónomo y que realizan trabajos por cuenta propia, en algunas ocasiones supone pagar, por lo menos una cuota mínima. En el año 2019, España estableció una base mínima de cotización de 944,35 euros.

Para muchas personas esta cifra puede considerarse muy elevada, y que no logran alcanzar todos los meses. Por lo que esta cuota de autónomo puede convertirse en un dolor de cabeza para algunos, por lo que deciden facturar sin ser autónomo.

Esto puede ser riesgoso, ya que se puede enfrentar a sanciones ante Hacienda, si esta se percate de la situación. Pero a continuación te mostraremos que puedes hacer y los peligros a los que te puedes enfrentar.

Como facturar sin ser autónomo

La persona debe cumplir con ciertos requisitos, como ingresar una cantidad inferior al Salario Mínimo Interprofesional, que es la cantidad de 1.050 euros por mes. Otro requisito, es que debe realizar esta actividad de forma ocasional, no debe ser forma habitual porque esto podría presentar inconvenientes ante Hacienda.

Aprende el proceso legal para facturar sin ser autónomo 2

En casos de que la persona realice facturas todos los meses por la misma cantidad de dinero, podría traer problemas. Hacienda podría considerar la actividad laboral como habitual y puede sancionarte por ello.

Existen muchas dudas acerca de lo que se considera como un trabajo habitual. Es necesario saber las definiciones respectivas para poder considerar de manera correcta la ley y así evitar multas y sanciones. Para la Seguridad Social se entiende como una actividad no habitual aquella que no represente tu medio de vida. Si no que más bien, es una acción complementaria u ocasional.

Lo ideal es que se pueda demostrar que los servicios que son prestados, no lo estamos realizando de  forma habitual sino ocasional. Si tienes como demostrar esto puedes quedarte razonablemente tranquilo.

Aquellas personas que realizan una actividad de manera independiente a tiempo parcial durante el año, son las personas que pueden facturar sin ser autónomo. Algo que deben hacer es darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomo (RETA).

La persona también, debe darse de alta sin coste alguno en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores de Hacienda. Pero no debe darse de alta en la Seguridad Social. El trabajador debe cumplir con las obligaciones fiscales, presentando resúmenes anuales, trimestrales y declarar el IVA y el IRPF.

Si se cumplen estos aspectos la persona puede facturar sin ser autónomo. Pero es importante que se cumplan estos aspectos para que no tengas problemas legales ante los organismos tributarios y legales.

Peligros de facturar sin ser autónomo

Es necesario que estemos enterados de las posibles consecuencias de facturar sin ser autónomo para que de esa forma seamos precavidos y cautelosos. Si se pasan por alto los requisitos señalados anteriormente, el costo puede ser una gran cantidad de dinero.

Al facturar sin ser autónomo Seguridad Social puede reclamar un costo de dinero alto por concepto de sanciones y multas. Lo más común es que se tenga que cancelar todas las cuotas atrasadas, más un 20% de recargo y la propia multa.

Aprende el proceso legal para facturar sin ser autónomo 3

Perderías derecho a bonificaciones y te cobrarán directamente la cuota de autónomo normal, más el recargo, adicionalmente la multa por haber facturado sin ser autónomo. No habrá la opción de una tarifa plana. Debes tener también presente, de que si estás cobrando algún subsidio por desempleo, no podrás emitir factura sin darse de alta como autónomo.

También perderías el derecho a la prestación, el cual podrías utilizar como capital para desarrollar un nuevo proyecto o actividad. Cualquier información adicional para saber un poco más de los peligros de facturar sin ser autónomo podrías consultar con un profesional.

Las multas y sanciones es lo más temido a la hora de facturar sin ser autónomo. Por eso es bueno que lo tomes en cuenta a la hora de realizar una factura en estas circunstancias.

Obligaciones ante Hacienda cuando se factura sin ser autónomo

Ya has analizado la situación, los pros y contra de realizar una factura sin ser autónomo y ahora te dispone a hacerlo, ¿Qué debes hacer?

Cuando se trata de realizar una factura legal, es necesario que se cumplan con todas las obligaciones de Seguridad Social como de la Agencia Tributaria. De esa manera  no te verás perjudicado ante estos organismos por multa y sanciones.

Mencionamos anteriormente que para emitir factura es necesario darse de alta en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores de Hacienda. Puedes hacerlo incluso sin costo alguno, una vez que te hayas dado de alta debes realizar la declaración de los ingresos.

Esta declaración de los ingresos obtenidos por la actividad desarrollada incluye  el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Para realizar este trámite deberá hacerse con el uso de los modelos 036 y 037 de Hacienda.

Si no quieres realizar estas declaraciones de impuesto, ya sea el IVA o IRPF, tienes una opción. Puedes trabajar de forma legal con las cooperativas de trabajo asociado o de impulso empresarial. El objetivo de este tipo de cooperativas es proveer y mantener a sus socios a través de la organización en la producción de bienes y servicios.

Muchos trabajadores acuden a terceros para que le facturen a su nombre y se quitan el dolor de cabeza de realizar declaraciones de impuesto. En este sentido, solo se tendría que cancelar una cuota inicial. Además de los gastos de gestión por la emisión de cada factura y se cobraría al cliente los impuestos que correspondan.

Esperamos haberte aclarado tus dudas acerca de facturar sin ser autónomo. Toma en cuenta lo analizado y esperamos que no te encuentres en el futuro con algún inconveniente. Sigue visitándonos para seguir ayudándote a realizar cualquier procedimiento que desees hacer.

  • Entrada anterior
  • Siguiente entrada

DejarComentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *